Experiencia, Eficacia, Seguridad...

COMO EMBALAR ARTE

Cuidar y proteger una obra de arte, ya sea una pintura, una escultura o una fotografía a la que le tenemos cariño, se acentúa cuando debemos trasladarla de un lugar a otro o guardarla durante mucho tiempo. Saber como debemos envolver y embalar, una obra de arte, de forma correcta, nos ahorrará muchos disgustos, ojo que no son tan infrecuentes, a la hora de volver a recolocar ese bien preciado que con tanto mimo debemos cuidar.

En primer lugar, prepara una superficie limpia y sólida, preferiblemente mayor que el área de la obra de arte que queramos embalar. Si el cuadro o la escultura son muy grandes es preferible utilizar el suelo, siempre que sea liso y esté perfectamente limpio y despliegue una manta para evitar rozaduras antes de comenzar el embalaje.

En segundo lugar cubre la superficie con una lámina de glassine. El glassine es un papel de espuma fina, muy apropiado para el embalaje de cualquier tipo de material delicado. Lo puedes encontrar en papelerías o tiendas de bricolaje y artesanía. Corta una lámina de glassine lo suficientemente grande como para cubrir uno de los lados de la obra. El glassine debe quedar encima de la manta que pusistes en el suelo, debajo de la obra. Si la obra de arte es mayor que la hoja de glassine, utiliza dos o tres hojas de glassine, todas las que sean necesarias para cubrir la cara principal de tu cuadro y que sobren unos 10 cm por cada uno de los cuatro lados aproximadamente. Ojo, si tienes que utilizar varias hojas de glassine, asegúrate antes de que la cinta con la que vas a pegar el glassine, no toca la pintura.

A continuación pegue el glassine a la parte posterior del marco, asegurándose para que quede tensa, pero sin forzar demasiado el glassine, ya que este se puede romper con mucha facilidad.

Una vez pegado el glassine, retire el cuadro y ponga encima de la superficie plástico de burbujas los suficientemente grande para que envuelva todo el cuadro.

Coloque de nuevo el cuadro, se envuelve en el plástico de burbujas y lo cierras con cinta especial para arte, puede servir la cinta de carrocero que utilizan los pintores.

Para una mejor protección puede envolver el cuadro con una capa de cartón y lo precinta con cinta de embalaje.

Esta forma de embalar no sólo nos servirá para un traslado seguro, también para un almacenamiento duradero sin que sufra deterioros por humedades, ya que el papel glassine y el el plástico de burbujas evitará que la humedad penetre en el cuadro.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

COMPARTE CON NOSOTROS