Experiencia, Eficacia, Seguridad...

COMO EMBALAR EN CAJAS DE CARTÓN

A la hora de empaquetar o embalar en cajas de cartón, tenemos que tener en cuenta una serie de pautas para el correcto embalaje, sobre todo si vamos a realizar una mudanza de gran trayecto o queremos almacenar durante mucho tiempo los objetos a guardar.

Ahora te vamos a dar una serie de consejos que esperamos que te sirvan de ayuda.

¿Qué tipo de cajas necesitamos?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tipo de caja del que disponemos. Es esencial contar con cajas fuertes. A mayor tamaño, mayor peso pueden albergar y mayor debe ser la consistencia del refuerzo de las paredes de la caja. En este caso es esencial contar con un cartón “Corrugado” de un grosor lo suficientemente grande para su consistencia.

Pero… ¿Qué es el cartón corrugado? El cartón corrugado suele estar formado por varias capas de cartón de diferente fortaleza, unidas por una capa ondulada de cartón que le ofrece resistencia. Pero no te preocupes, la mayoría de cajas de hoy vienen ya con este tipo de refuerzos, aunque conviene asegurarse antes, ya que como depende del peso, hay productos de poco peso que no requieren corrugado, y si te haces de las cajas, en algún tipo de tienda que conoces, es mejor asegurarse previamente.

¿Para qué queremos embalar los objetos?

Una vez que tenemos las cajas correctas, de diferente tamaño, y los objetos que vamos a introducir en ella, tenemos que tener en cuenta para qué queremos guardar los objetos. Como ya hemos dicho anteriormente, no es lo mismo embalar para almacenar, que embalar para realizar una mudanza o un traslado. En este artículo nos vamos a centrar en el embalaje para mudanzas, ya que consideramos que este tipo de embalaje debe ser el más seguro, pues no sólo se trata de embalar y guardar, sino que tenemos que tener en cuenta el factor de los movimientos bruscos que pueden generarse durante una mudanza.

¿Que objetos vamos a embalar?

Lo primero que debemos saber, es qué tipo de objetos vamos a embalar en las cajas para el transporte. Si son muy delicados, deberemos protegerlos antes de introducirlos en las cajas. Por ejemplo, si es cristal o porcelana, tenemos que envolverlos individualmente. Para ello podemos usar, plástico de burbujas, papel de periódicos, telas sobrantes, o incluso pequeños trozos de cartón que iremos dando forma para que se amolden al objeto que queremos proteger. Hay que tener en cuenta que el objetivo de esta protección, es evitar que los objetos friccionen entre si para asegurarnos que no se produzcan roturas al chocar unos objetos con otros. No escatime a la hora de proteger sus objetos antes de introducirlos en las cajas.

¿Como colocar los objetos delicados en una caja de cartón?

Esta es una de las partes más importantes a la hora de embalar, sobre todo en las mudanzas. Las dos acciones principales que debemos tener en cuenta son:

1º Posición dentro de la caja.

Debemos colocar los objetos de mayor peso en el fondo de la caja e ir poco a poco rellenando la caja gradualmente de mayor peso a menor. Sobre todo si es material muy delicado tenemos que tener en cuenta esta norma para no acumular mucho peso de productos unos encima de otros. Teniendo muy en cuenta el embalaje individual.

2º Relleno de la caja.

Otro punto importante es el espacio que vamos a ocupar dentro de la caja. A mayor volumen de ocupación, más seguro viajarán tus objetos delicados. Por ello es muy importante disponer de algún tipo de material que nos sirva para ocupar los espacios vacíos que se puedan producir en un embalaje. Al margen de los “amortiguadores” que hemos comentado anteriormente, (plástico de burbujas, papel de periódico o revistas, pequeños trozos de cartón doblado y telas de grosor suficiente), deberíamos tener en cuenta la posibilidad de conseguir trocitos de poliespán que nos pueden servir muy fácilmente para rellenar los huecos que quedan vacío. Debemos tener muy en cuenta que el objetivo debe ser que el interior de la caja quede lo más compacta posible sin forzar los objetos de su interior.

Precintado de la caja.

Ha llegado la hora de cerrar su caja, y aunque es la fase más sencilla del embalaje de material delicado, debemos tener en cuenta algunos factores importantes.

Lo más importante es saber que cinta adhesiva debe ser fuerte y de al menos 5 cm., de ancho. No debe utilizar nunca, sobre todo si se trata de un embalaje para mudanzas, cuerdas, cinta de celofán, o cintas adhesivas que no tengan el suficiente ancho para que quede bien ancladas las lengüetas de las cajas.

Si las cajas son muy grandes, o van a albergar mucho peso, antes de empezar a introducir los objetos, conviene reforzar la parte inferior de la caja, que aunque ya viene precintada, es bueno añadir un refuerzo más en la base de la caja, en incluso, si lo ve necesario, realizar un pegado en cruz para unir no sólo las lengüetas, sino reforzar unos laterales con otro.

No escatime en el gasto de cinta adhesiva.

Esperamos que estos consejos de Ingenia Mudanzas le sirvan.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

COMPARTE CON NOSOTROS