Experiencia, Eficacia, Seguridad...

VEHÍCULOS PARA MUDANZAS

Tenemos la tendencia a pensar de que cualquier vehículo con capacidad de carga nos puede servir para realizar una mudanza, pero no siempre es así. Para garantizar un resultado óptimo durante el traslado de nuestras pertenencias, el vehículo debe contar con una serie de requisitos mínimos de seguridad interior que nos aumentarán las posibilidades para que todo salga perfecto el día de la mudanza. Cuidar nuestros muebles y enseres de vida siempre es el objetivo de una buena empresa de mudanzas y para ello debe contar con una flota de vehículos adaptados a dichos trabajos específicos.

A continuación le relatamos las principales características que debe poseer un vehículo destinado al transporte de mudanzas:

Tipo de vehículos para mudanzas.

Existen infinidad de vehículos con buenas características para realizar mudanzas, de hecho, cualqueir vehículo con capacidad podría servirnos si le realizamos las suficientes modificaciones en su habitáculo de carga para que se adapte a las necesidades requeridas en una mudanza.

Los dos vehículos principales son:

  • Camiones de carga a partir de los 2.500 Kg.
  • Furgones 2.800 Kg.

Ambos vehículos deben estar forrados en su interrior con un suelo semirriguido, con paredes rígidas y forradas con materiales que le den a sus paredes la principal características de acolchado que tienen los vehículos destinados a la carga de muebles delicados.

Históricamente el vehículo destinado al trasporte de muebles, osea, para realizar mudanzas, se la llama Capitone, ya que este reune las características idoneas para realizar este tipo de labores, disponiendo, entre algunas de sus principales características, de un centro de gravedad bajo, no tener articulación de remolque y disponer de un interior preparado para recibir los muebles y demás enseres delicados.

Principales caracteristicas de un vehículo de mudanzas.

Este tipo de vehículos deben ir equipados con multitud de anclajes y sujecciones para enganchar las «gomas de sujección», «correas para trinquetes» y tensores de equipaje que tendrá disponible cualquier tipo de empresa de mudanzas que dedique sus vehículos integramente al uso para las mudanzas.

Las paredes de el interior deben ir forradas de algún material acolchado o en su defecto, de paneles lo suficientemente blando como para que no arañen ningún tipo de muebles.

Este tipo de precauciones no están demás, aunque lo normal es que una empresa de mudanzas profesional se preocupe de embalar individualmente cada unos de los muebles para que no se produzca ningún tipo de anomalía durante el trayecto.

 

 

 

Será un placer atender sus dudas
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

COMPARTE CON NOSOTROS